Caso Santa: ¡Nunca más por favor!

Chimbote en Línea (Por: Belinda Borja Luciano*) Saber que has perdido un familiar o un amigo es lo más doloroso que te puede pasar. Muchos de nosotros en nuestra vida hemos sentido que es perder a la persona que más quieres en este mundo. Hemos visto y llorado a nuestro muerto, ¿pero qué pasa cuando no puedes verlo? Te queda la esperanza que siga viva o vivo. Han pasado 25 años del caso Santa y los familiares afectados siguen sufriendo por lo sucedido.

En 1992 sucedió un hecho que paralizó a todos los ciudadanos de la provincia del Santa, nueve campesinos fueron secuestrados por el Grupo Colina cuando se encontraban en sus casas. Desde ese entonces, sus familiares comenzaron una búsqueda con esperanza que duraría años.

Después de dos años, en 1994, por fin alguien podría llevar el caso. La fiscal, en ese entonces, Nancy Moreno, se enfrentaría ante el autogolpe del gobierno de Fujimori, con un caso transcendental por la naturaleza de los hechos: el asesinato de nueve personas.

Por casi 19 años las nueve familias se encontraban desconsoladas buscando a sus esposos, hijos, hermanos y padres. Algunos con la esperanza de poder verlos otra vez, otros enfrentando día a día el no saber dónde estaban los cuerpos de sus seres queridos. A pesar de su dolor, cada 2 de mayo recordaban a los ciudadanos con marchas, protestas, plantones y ceremonias religiosas que este hecho había sucedido; que no debíamos ser indiferentes y ponerse todos de pie, para que no quede olvidado.

La búsqueda llegó a su fin. En agosto de 2011 hallaron a las 9 personas desaparecidas en Huaca Corral, cerca a una torre de alta tensión a 30 minutos al norte de Santa. Eran campesinos y varios los tildaron de “terroristas”; luchaban día a día para salir adelante de la pobreza extrema; y vivían injustamente privados de sus derechos.

Ellos no eran terroristas y si así hubiera sido, tenían el derecho de ser juzgados y condenados en un tribunal de justicia y no vendados, sin ser escuchados, asesinados a sangre fría y enterrados en el desierto. Después de 25 años podemos decir ¡nunca más, por favor!

* Alumna del VII ciclo de la Universidad Nacional del Santa - Curso: Periodismo de Opinión e Interpretación

 

 

 

loading...

Comentarios

Comentar