Cultura de reciclaje: No existe la basura sino sólo percepciones de que algo es basura

Chimbote en Línea (Periodismo escolar) Si analizamos detenidamente muchas expresiones y palabras de las personas respecto a “basura” o “desperdicio, nos daremos cuenta de que, al final, muchas personas dicen basura a muchas cosas que no lo son. Es decir existe un concepto inadecuado de lo que significa basura y eso es una parte de la expresión de nuestra inconciencia en este tema.

Algunos al ver un papel arrugado, dicen que eso es basura, o ven una radio descompuesta y dicen que debe botarse a la basura, mientras que otros ven en ese papel arrugado una fuente de trabajo o en esa radio descompuesta una forma de ganarse la vida. Ejemplos de este tipo hay muchos y por eso creo que no existe basura hablando estrictamente sino materiales que las personas hacen que contaminen el ambiente.

Considero que la basura no existe porque creo en el reciclaje. Creo en la reutilización, y porque creo que la razón de que exista basura es una equivoca percepción de la gente sobre lo que llamamos basura como ya ejemplifique arriba.

La “basura” que nosotros llamamos no tiene por qué serlo, y es más, no tiene por qué contaminar, eso a lo que nosotros llamamos basura contamina cuando los materiales que la componen son mezclados, inutilizados o arrojados al medio ambiente.

Les pongo un ejemplo, si tenemos en casa un basurero, en el que echamos cáscaras de frutas, papeles, vidrios, etc. Todos estos materiales se entremezclan y terminan contaminando el medio ambiente. Pero si separáramos estos compuestos entonces veríamos de otra forma la basura, las botellas las podemos utilizas para guardar líquidos, los metales, plásticos y papeles se reciclan y se convierten en nuevos productos.

Pero nosotros no estamos acostumbrados a esto, ese es el problema, incluso algo que no es basura lo botamos al tacho, y a veces sin razón creamos basura como cuando arrugamos una hoja por una simple raya de lápiz o porque no la cortamos bien o porque nada, percibimos la basura en cosas que no lo son, como cuando compramos una licuadora nueva y otra viejita que aun funcionaba la descartamos porque simple y llanamente ya no se utiliza.

La sociedad del consumo nos ha acostumbrado a comprar y comprar cosas y a botar aquellas que ya son anticuadas aunque funcionen. No digo que no debamos comprar cosas sino que esto también ha influido en la generación de más residuos y a percibir basura en cualquier cosa, como en un papel; en la tienda puedo comprar un paquete si yo quiero…

Ahora quizá te acuerdes que también has pensado esto o algo similar, pues bien no importa el pasado. Lo importante es que desde ahora tomes conciencia al momento de decir que algo es basura, piensa primero si lo puedes reciclar, si a lo mejor otra persona lo puede hacer, como los chatarreros, así ya no existirá basura y por lo tanto, tampoco contaminación.  (Foto: Cocinilla.es)

ALUMNO: MARIO PEDREROS CARBONEL
GRADO: QUINTO
I.E.: SAN JACINTO
DOCENTE TUTOR: ALBERTO MALABRIGO FLORES
 

loading...

Comentarios

Comentar