Recordando la batalla de Tarapacá

Chimbote en Línea.- (Periodismo escolar) La batalla de Tarapacá, suena a un grito de guerra, suena a compatriotas caídos, suena a sangre derramada, suena a un sacrificio inmolador, suena a esperanza.

Peruano, tú que lees esto. Quizás tú que ya no quieres seguir luchando en tu vida. Que miras a tu país como la causa de tus frustraciones, de tus sueños rotos. Sí a ti te estoy escribiendo. A ti que con lágrimas, reclamas haber nacido en esta tierra santa. A ti te digo, basta.

El 27 de noviembre de 1879, durante la campaña terrestre de la Guerra del Pacífico. Se enfrentaron fuerzas chilenas y peruanas. La batalla terminó con la victoria de las fuerzas peruanas. La historia que nos enseñaron de niños en la escuela o que quizás escuchamos de algún anciano, hoy después de más de 135 años presenciándola, llevamos en vivo recuerdo esos gritos, esos estruendosos cañones, esos trotes a caballo como ejemplo de entrega absoluta en nuestra memoria, ejemplo de amor desvelado y defendido en medio de guerra. Ejemplo de victoria fruto de la unión entre hermanos.

Las guerras traen muerte, sufrimiento y destrucción pero si algo podemos rescatar en medio de ese dolor, son las acciones heroicas de aquellos que defienden con su vida lo que consideran parte de si, su país, su tierra, sus familias, su cultura. Peruano estate orgulloso de que si bien no hubo muchas victorias en nuestra historia, esta fue una de ellas. De las que nos llevan a decir: “SÍ SE PUEDE”.

Tras la batalla de Tarapacá el ejército peruano abandonó el lugar con destino a Arica, junto con toda la población que dejaron sus hogares huyendo de las represalias.

A pesar de eso, para el peruano fue una victoria contra el destino, fue una entrega por su pueblo, fue un grito de guerra que lo escucharon todos. Tanto Chile como en Perú tuvieron ese día muchas bajas por lo cual se conmemora esta batalla en virtud de las acciones de valor y heroísmo que cada país destaca entre los suyos.

En Perú el Día de la Infantería se celebra cada 27 de noviembre en honor a esos compatriotas caídos, en honor a esa sangre derramada, en honor a ese sacrificio inmolador, en honor a esa esperanza.

Esperanza de que un día los ideales de aquellos héroes se despierten también en nosotros para hacer despertar de igual modo la grandeza de nuestro país.

 

ALUMNO: DANIEL GIRALDO BENITES    

I.E.P: “MUNDO MEJOR”                      

PROFESORES ASESORES:            

JUAN MIGUEL PAREDES ARANA

JORGE SILVA LLOCLLA

loading...

Comentarios

Comentar