La encíclica “Laudato si” y la contaminación en Chimbote

Chimbote en Línea.- (Por: Rosa Vera Guanilo) La última encíclica, o carta circular del papa Francisco se llama 'Laudato si'. El Papa toma este nombre para su encíclica de la invocación de san Francisco, ''Laudato si’, mi Signore'' (Alabado seas mi Señor). Es la primera vez que un Papa aborda el tema de la ecología, no solo en el sentido ambiental, sino en el sentido integral, es decir, de forma completa, pero enlaza, muchas veces, con los aportes que han dado Juan Pablo II y Benedicto XVI al tema ecológico.

Él, desde el inicio, habla de la Tierra como la “casa común”, de la “madre Tierra”, de “la hermana Tierra”, y dice que la crisis, más fuerte que vivimos hoy en todo el mundo, es una sola crisis que contiene: «el grito de los pobres y «el grito de la Tierra». Para el Papa no se trata de una “cuestión parcial”, el deterioro ecológico tiene que ver con un deterioro ético y cultural, por lo tanto, vivimos en una crisis socio-ambiental. Lo que ha sorprendido a muchos es que el papa Francisco elabora el tema dentro del nuevo paradigma ecológico, cuestión que no lo ha hecho ni la ONU, por lo menos hasta hoy.

El método que usa es el nuestro, el latinoamericano, el Papa es argentino, el Ver-Juzgar-Actuar. Nosotros podemos aplicar este método a la realidad de Chimbote.

El papa Francisco inicia la encíclica “Laudato, Si” con el Ver y allí se refiere a “lo que le está pasando a nuestra casa” (nn.17-61). Dice el Papa: “basta mirar la realidad con sinceridad para ver que hay un gran deterioro de nuestra casa común” (n.61).

El Juzgar se encuentra en todo el tercer capítulo, en el cual análisis «la raíz humana de la crisis ecológica» (nn.101-136). Usa doble enfoque: el científico (nn101-136) y el teológico (nn62-100).

En el nivel científico el Papa analiza la tecnociencia y habla lo que ha traído de “cosas realmente valiosas para mejorar la calidad de vida del ser humano” (n. 103). Pero dice que éste no es el problema, sino que se independizó y sometió a la economía, a la política y a la naturaleza en vista de la acumulación de bienes materiales (n109).
De esta manera implantó su dominio sobre todo y sobre todos (n.108). En el nivel teológico, trata del “Evangelio de la Creación” (nn. 62-100). Parte justificando el aporte de las religiones y del cristianismo, pues siendo la crisis global, cada instancia debe, con su capital religioso, contribuir al cuidado de la Tierra (n.62). Habla de la sabiduría presente en los distintos caminos espirituales y no insiste en las doctrinas. El cristianismo prefiere hablar de creación en vez de naturaleza, pues la “creación tiene que ver con un proyecto de amor de Dios” (n.76).

El Actuar, en la encíclica, se refiere a los grandes temas de la política internacional, nacional y local (nn.164-181). Subraya la interdependencia de lo social y de lo educacional con lo ecológico y constata lamentablemente las dificultades que trae el predominio de la tecnocracia, dificultando los cambios que refrenen la voracidad de acumulación y de consumo, y que puedan inaugurar lo nuevo (n.141). Retoma el tema de la economía y de la política que deben servir al bien común y a crear condiciones para una plenitud humana posible (n.189-198). Vuelve a insistir en el diálogo entre la ciencia y la religión, todas las religiones “deben buscar el cuidado de la naturaleza y la defensa de los pobres” (n.201). Todavía en el aspecto del actuar desafía a la educación en el sentido de crear una «ciudadanía ecológica» (n.211) y un nuevo estilo de vida, asentado sobre el cuidado, la compasión, la sobriedad compartida, la alianza entre la humanidad y el ambiente, pues ambos están umbilicalmente ligados, la corresponsabilidad por todo lo que existe y vive y por nuestro destino común (nn.203-208) (1) .

Ver Chimbote
Nuestra ciudad es considerada la ciudad más contaminada del país. La contaminación es causada por la industria pesquera, la siderúrgica y la basura. Aquí se ubican cerca de 30 fábricas de harina y aceite de pescado que vierten a la bahía más de 1,3 millones de t/año de agua de cola, más de 55 mil t/año de sanguaza, y más de 3,4 t/año de gases y polvos finos. La siderúrgica vierte a la atmósfera varias veces, al día enormes cantidades de humos, cargados de óxidos de fierro y otras sustancias, que se extienden hasta el valle del río Santa. Estos humos forman una niebla densa de partículas.

Juzgar: Causas y consecuencias de la contaminación
La contaminación de los suelos se produce por sustancias químicas y basura:
1) Las sustancias químicas pueden ser de tipo industrial o domésticas, ya sea a través de residuos líquidos, como las aguas residuales de las viviendas.
2) Entre los principales contaminantes del suelo se encuentran los metales pesados como el plomo, presentes en el ambiente y que pueden afectar algunos procesos biológicos, debido a que no son degradables como los componentes orgánicos.
3) Otra causa de contaminación del suelo es la tala excesiva de árboles. Nuestros bosques se desvanecen y con ellos todas las especies que los habitan.
4) Carencia o uso inadecuado de sistemas de eliminación de basura urbana.
5) Presencia de industria con sistemas antirreglamentarios de eliminación de los desechos (2).
Las principales consecuencias traen graves consecuencias a la vida no sólo de los animales y plantas, sino también de las personas que viven en lugares contaminados. Por ejemplo, la contaminación del suelo, provoca su deterioro y la muerte de muchas especies animales, por otra parte, hace que los ambientes sean insalubres para la vida de las personas. En los seres humanos produce: Perforación de tabique nasal, manchas en la piel, problemas pulmonares y caída de pelo. Las enfermedades ambientales afectan sobre todo al sistema respiratorio, al cardiovascular, al nervioso y a la piel (3) .

Actuar en Chimbote
Es muy importante que la gente haga conciencia de la contaminación que produce. Y que no solo afecta nuestra ciudad, ni a nuestro país sino a nuestro mundo.
Las autoridades deben hacerse cargo y mantenerse al tanto de la gravedad de la situación, pero sobre todo fomentar en nuestros niños el amor por la naturaleza, la sana convivencia con ella y la protección.

Tratar de reducir ahora, las emisiones de dióxido de carbono, la tala de árboles, la contaminación del agua, etc (4) .

__________________________________________________________

  (1) La referencia a los números d la encíclica es extraída de Leonardo Boff en su artículo “La Carta Magna de la ecología integral: grito de la Tierra-grito de los pobres”.
  (2) www. contaminacionambientaluladech.blogspot.com/2009/07/la...
  (3)  Ibíd.
  (4) Ibídem.
 
loading...

Comentarios

Comentar