Cascajal Bajo: 800 niños debieron pernoctar en un cerro por temor a huaicos

Chimbote en Línea.- Al menos 800 escolares del colegio de Cascajal Bajo y sus familias debieron pernoctar en un cerro cercano a este centro poblado, ante el temor de ser arrastrados por las torrenciales lluvias y el violento huaico que inundó el centro educativo, por lo que los pobladores debieron derribar la pared posterior para que el agua siguiera su curso.

Según expuso la dirigente vecinal Mariaelena Chauca, a Chimbotenlinea.com, el miércoles como consecuencia de las torrenciales lluvias gran cantidad de piedra y lodo se precipitó hacia el centro poblado e ingresó al centro educativo, formando una enorme piscina de agua y barro, como no tenía un desfogue los padres de familia arriesgando su vida debieron derribar la pared posterior del colegio para así   permitir que el huayco tomara otra vía.

“Realmente fue una decisión muy temeraria de los padres y vecinos, pero si no hubieran hecho eso ahorita no estaríamos contando lo que sucedió”, sostuvo la dirigente quien refirió que desde que empezaron las lluvias han pasado ya tres huaycos por Cascajal Bajo.

Marielena Chauca y un numeroso grupo de moradores de Cascajal llegaron esta mañana a las oficinas de Defensa Civil de la Municipalidad Provincial del Santa, para pedirle a la alcaldesa Victoria Espinoza urgente ayuda, ya que no tienen servicios básicos (agua, luz, desagüe) pues todo ha colapsado. No cuentan con alimentos, sus viviendas han sido destruidas por la lluvia y los huaycos y temen la propagación de enfermedades.

“Somos más de 150 familias en Cascajal, estamos a la intemperie, no tenemos agua potable, no hay luz, no tenemos alimentos, necesitamos urgente ayuda de nuestras autoridades, locales y regionales, por favor no nos abandonen”, refirió entre sollozos Marielena Chauca. (Fotos Milton Palpa- Texto Mónica Gismondi)

loading...

Comentarios

Comentar