El servicio y la caridad en el Hogar de la Paz en Chimbote

Chimbote en Línea.- El Hogar de la Paz de Chimbote se fundó hace 37 años; y desde entonces no se ha detenido en su bondadosa tarea de acoger a los abandonados, huérfanos y a los desamparados. Es una casa especial donde las hermanas han hecho carne las últimas palabras de reflexión que compartió la Madre Teresa con sus hijas Misioneras de la Caridad: “Sean santas porque Jesús quien les llamó a ser sus esposas es Santo”.

En la actualidad, las seis religiosas Misioneras de Teresa atienden a 64 mujeres discapacitadas, quienes reciben cariño, abrazos llenos de amistad y esperanza, y las atenciones necesarias para vivir con dignidad. Además, llevan adelante el comedor donde se ofrece diariamente 45 raciones.

“Las personas enfermas necesitan de un cuidado especial y a veces las familia no cuenta con los recursos económicos para atenderlos. En otros casos son abandonados por sus familiares. Nosotros acogemos a estas personas para atenderlas como debe ser”, manifestó la encargada del Hogar de la Paz, hermana Grettel M.C.

Agradeció el constante apoyo de las parroquias, amigos de buen corazón, colegios  que han hecho que el Hogar de la Paz siga dando su servicio a favor de los más pobres. Ellas cuentas también con los grupos de Catequesis  y “Tengo Sed”, integrado por jóvenes y adultos, quienes siguen las enseñanzas de la Madre Teresa.

“Necesitamos que la población chimbotana nos siga donando pañales y víveres para seguir con nuestra obra social. Hasta ahora Dios no nos ha abandonado”, dijo.

La congregación de las Hermanas Misioneras de la Caridad fue fundada en 1950, luego de obtener los permisos de la Arquidiócesis de Calcuta. Entre las décadas del 60 y 80, la tenacidad y organización que caracterizaba a la hermana Teresa (ahora Santa), la congregación logró tener 4 mil hermanas trabajando en 610 hogares, en 123 países. (Colaboración Liliana Capuñay - Publicado en Mar Adentro, setiembre 2016)

loading...

Comentarios

Comentar