Respeto a los derechos de todos y todas

Chimbote en Línea (Por: P. Frenando Asín) "Si un homosexual busca sinceramente a Dios, ¿quién soy yo para juzgarlo?" dijo el Papa Francisco en una entrevista. Es decir, no debemos ser jueces de los demás, y, sobre todo, de las minorías. Debemos respetar los derechos de todos, aunque no piensen como nosotros.

Hay que evitar posturas extremas, polarizaciones, simplificar las situaciones, y, menos, estigmatizar, condenar o marginar a las minorías.

Vale leer el Nuevo Currículo Nacional de educación básica para evitar actitudes simplistas.

Vivimos en una sociedad muy machista y esto trae consecuencias muy negativas: violencia contra la mujer, desde niñas; burla contra los homosexuales que puede llevar a la violencia contra ellos.

¿Por qué la gente sigue el programa televisivo "La paisana Jacinta”, a diario, tan denigrante para la mujer campesina?

La educación fundamental se da dentro del hogar. Y es ahí donde se da la mayor agresión sicológica, física y sexual hacia la mujer. Se habla de un 70% de mujeres que desde niñas son agredidas por algún miembro de la familia.

La escuela también tiene un rol complementario al de los padres en esta educación que dignifique a todos y nos haga respetar desde pequeños, sin juzgarnos ni despreciarnos.

Sólo Dios nos juzgará —y con mucha benevolencia- al final de nuestras vidas, si no hemos vivido para amar y servir a todos, sobre todo a los más débiles y marginados.

Publicado en Mar Adentro, mayo 2017

loading...

Comentarios

Comentar