Comentar

Minsa alerta aumento de riesgo de picaduras y mordeduras de insectos en verano

Chimbote en Línea.- El Ministerio de Salud (Minsa) informa que, debido al incremento de la temperatura, existe un aumento significativo en el riesgo de picaduras y mordeduras de mosquitos, abejas y arañas, según alertó el médico infectólogo Manuel Espinoza del Instituto Nacional de Salud (INS). El especialista señala que las altas temperaturas favorecen la proliferación de estos insectos, aumentando las posibilidades de encuentros no deseados con ellos.

Aunque muchos de estos insectos no transmiten enfermedades, pueden causar desde molestias locales hasta problemas respiratorios en personas sensibles. "Las picaduras de insectos pueden ocasionar desde una simple lesión o roncha hasta problemas respiratorios por hipersensibilidad", explica el Dr. Espinoza. En casos más graves, como las mordeduras de la araña Loxosceles laeta, conocida como "araña casera", el veneno puede provocar serias complicaciones en la salud, como úlceras cutáneas necróticas. En el caso del mosquito Aedes aegypti, vector del dengue y otras enfermedades, las alteraciones climáticas derivadas del calentamiento global han acortado su ciclo biológico, lo que significa una reproducción más rápida y un aumento del riesgo de diseminación de infecciones.

El incremento de la temperatura también impulsa a las personas, especialmente a adultos y niños, a pasar más tiempo al aire libre, exponiéndose así al peligro de picaduras de mosquitos. Por ello, es fundamental adoptar medidas de prevención.

Los síntomas del dengue incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor articular y malestar general. Ante la aparición de estos síntomas, se recomienda acudir al centro de salud más cercano para una evaluación adecuada. Recomendaciones Para reducir el riesgo de picaduras durante el verano, se aconseja mantener la limpieza en el hogar y en jardines, eliminar posibles criaderos de mosquitos, utilizar mosquiteros y, en caso de sospecha de mordedura de arañas, buscar atención médica de inmediato. Además, es importante cubrir los recipientes de agua y mantenerlos limpios para evitar la reproducción del mosquito Aedes aegypti.

En conclusión, la prevención y la concientización son clave para reducir el riesgo de picaduras y mordeduras durante la temporada de verano. Mantener un entorno limpio y utilizar repelentes son medidas simples pero efectivas para protegerse a uno mismo y a la familia contra las enfermedades transmitidas por estos insectos.(Andina)