Comentar

Pérdida de 84 balones de oxígeno medicinal ocasionó perjuicio por S/ 300 mil

Chimbote en Línea.  – La Contraloría General detectó la pérdida de 84 balones de oxígeno medicinal en el hospital Víctor Ramos Guardia, como consecuencia de la falta de control y supervisión para custodiar los bienes durante la emergencia sanitaria por la Covid-19. Este hecho ocasionó a la entidad un perjuicio económico por S/ 324 611.

Según el Informe de Control Específico N° 023-2023-2-0830-SCE, durante la emergencia por el coronavirus, el hospital Víctor Ramos Guardia recibió 307 balones de oxígeno medicinal de 10 m3, producto de la donación realizada por dos empresas privadas y el Ministerio de Salud. Dichos bienes fueron registrados en el Sistema Integrado de Gestión Administrativa (SIGA) patrimonial en julio del 2022 por el Área de Patrimonio, sin advertir la falta de los 84 bienes.

Para la comisión auditora este hecho irregular fue ocasionado por la Unidad de Servicios Generales y Mantenimiento al no implementar medidas de control para custodiar la distribución interna de los cilindros de oxígeno medicinal y el préstamo externo a pacientes, así como su devolución al centro hospitalario.

En junio del 2020, el hospital huaracino recibió una donación de 45 balones de oxígeno de parte de la empresa minera Antamina para contribuir en la atención y tratamiento de pacientes afectados por el coronavirus. Asimismo, en agosto de ese mismo año la empresa Aguaytía Energy del Perú SRL donó otros 10 cilindros de oxígeno medicinal. En ambos casos los bienes ingresaron al almacén del hospital antes que se aceptara formalmente la donación. 

De igual forma, entre el 2020 y 2021 el Ministerio de Salud entregó al nosocomio un total de 252 cilindros de oxígeno medicinal, cuyo registro de series fue deficiente pues se omitieron dos de ellas y se duplicaron las series asignadas a otros dos balones.

Cabe precisar que, en los tres casos, los bienes fueron recibidos por la entidad y entregados al área de Servicios Generales y Mantenimiento, a pesar de que el Manual de Organizaciones y Funciones (MOF) del departamento de Apoyo al Tratamiento, servicio de farmacia del hospital, establece que deben ir a la Farmacia Central por tratarse de un medicamento esencial como lo califica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Adicionalmente, se detectó que en el 2020 y 2021 el hospital no realizó el inventario de sus bienes, trámite que regularizó recién en el 2022 cuando registró los 307 balones de oxígeno medicinal en el SIGA, sin corroborar su existencia física.        

En setiembre de este año, el Órgano de Control de Institucional (OCI) de la Dirección Regional de Salud verificó las series de los 307 bienes registrados en el SIGA y detectó que solo 223 pertenecían a las donaciones hechas por las empresas privadas y el Minsa por lo que se desconoce la ubicación de los demás balones de oxígeno.

Por estos hechos dos servidores públicos tendrían presunta responsabilidad civil y/o administrativa. El informe fue comunicado al Procurador Público de la Contraloría General y al titular del hospital Víctor Ramos Guardia para las acciones del caso.  El documento es de libre acceso a los ciudadanos a través del Buscador de informes de Control.